martes, 8 de diciembre de 2009

Love Metal

martes, 8 de diciembre de 2009

Una mañana veraniega, me levanté con cara de zombi y puse el televisor. Daban por aquel entonces un programa en la MTV titulado "Despierta", en el que se podían ver los últimos videos a nivel internacional, y de aquellas era yo una chica muy dada a ver ese canal. Así pues, la pantalla se llenó de pronto de negro y azul y un muchacho con los ojos y la voz más bonitos del mundo me dejó prendada.
Eso fue hace unos ocho años, y desde luego no sospechaba que HIM se iba a convertir en lo que es ahora para mí: uno de los pilares que sostienen todo mi concepto de música, arte y poesía. Sin HIM, no sería, y lo tengo muy claro, la persona que soy ahora.
Desde entonces, he tenido la ocasión de conocer en profundidad todos sus trabajos, e incluso he asistido a un concierto de ellos en Madrid (¡inolvidable!). Algunas veces me han sorprendido, otras me he lamentado de ser tan subjetiva con ellos, y, por encima de todo, aquella noche me dieron un regalo increíble: su complicidad.

En febrero saldrá el nuevo álbum, cuyo título me encanta: Screamworks: love in theory and practice. Y de momento ya podemos disfrutar del single Heartkiller. He leído multitud de críticas, si bien no me sorprende porque estoy acostumbrada a que la gente se haya quedado paralizada en el Razorblade Romance. Sin embargo, me inquieta bastante el hecho de que varios, y no sólo unos pocos, han dicho que el sonido es totalmente diferente a lo que vienen haciendo habitualmente, y que la voz de Valo suena distinta. Esto me deja perpleja porque la reacción que tuvimos mi hermana y yo al escuchar el single por primera vez (y mi hermana no es que sea muy fan del grupo - si bien por mi culpa se conoce toda la discografía -), fue ésta: "Suena totalmente a HIM". Y es que, por mucho que experimenten, como deben hacer, con sonidos nuevos y diferentes, su esencia no ha cambiado un ápice desde el comienzo, más bien todo lo contrario, se ha reafirmado.

Cuando el disco esté en mis manos redactaré una entrada muuucho más larga, pero de momento toca conformarse con el aperitivo, así que dejo, a modo de ilustración, dos temas, el nuevo y otro que, pese a lo breve y sencillo, siempre me pone los pelos de punta.


Heartkiller:


Song or suicide:

No hay comentarios:

~House of the silent~ © 2014