domingo, 11 de abril de 2010

Gaia III: Atlantia

domingo, 11 de abril de 2010

No he podido más que escucharlo de corrido, pero el disco ya ha salido y sé que seguramente no voy a tener tiempo de escribir esta entrada más adelante, así que aprovecho para hacerlo ahora. No soy híper fan de Mägo de Oz, ni sigo todos sus movimientos, pero es un grupo que me gusta muchísimo y que siempre me hace disfrutar con sus canciones, ya no sólo por el sonido, sino, sobre todo, por las letras, por las ideas que plasman y por su liricidad (Txus es un hacha). Me gustan sus canciones herejes, sus temas alegres y festivos y, sobre todo, ese sentimiento de amor hacia Gaia y ese desprecio hacia lo que el ser humano le está haciendo. Me gusta que se rebelen contra los grandes grupos del metal que decoran sus álbumes con portadas guerreras (y que me encantan), alegando que "hay que sustituir las espadas por rosas".
La trilogía Gaia a mí personalmente me gusta un montón, y en los dos primeros discos están algunas de las canciones que más he rallado de Mägo. Atlantia, que así se llama el episodio final de esta aventura, no va a dejar indiferente a nadie, ya que es un soplo de aire fresco, algo bastante distinto de lo que el grupo ha hecho hasta ahora, pero sin alejarse tampoco demasiado.
No puedo dar una opinión completa porque no he leído la historia, ya que no tengo el CD original y porque apenas he escuchado las canciones una vez o dos, así que advierto que todo lo que voy a contar a continuación no son más que primeras impresiones. Aclarado esto, procedamos:

DISCO 1
01. El latido de Gaia
A modo de noticiero, esta intro empieza con un dato muy curioso, verídico y, por cierto, vergonzoso para nosotros. Lo voy a transcribir porque creo que es interesante, pero antes comentaré que, a medida que lo escuchaba, yo pensaba: "Parece la voz de Dani Mateo...", "Tiene que ser Dani Mateo"... Y sí, era Dani Mateo, colaborando como locutor que cuenta la noticia. Esa voz es inconfundible. Bien, transcribo: "Se calcula que las hormigas del planeta pesan lo mismo que la humanidad; si desaparecieran, se produciría un fenómeno ligado a la extinción mucho más dramático que el meteorito que acabó con los dinosaurios. En cambio, si se extinguiera la especie humana, en términos ecológicos, no pasaría nada. Las personas no aportamos ya nada a los ecosistemas, sólo gastamos. Somos los más grandes consumidores y, sin embargo, nadie nos consume... ¿o sí? Es el latido de la vida, es el latido de Gaia".
Toda la parte instrumental que sucede a este texto es tétrica, oscura y épica. Buenísima.

02. Dies Irae
Ésta es una de las canciones que más bonitas me parecen de todo el álbum. La temática es triste, fúnebre, sepulcral, ecologista y dura como toda la trilogía, y la melodía le hace justicia. Durante los primeros minutos, escuchamos la voz de José Andrea acompañada de piano, y el sonido es realmente bonito. Después, todo estalla y llega una parte mucho más dura y orquestada, con coros, latín y guitarra. Me gusta un montón este tema, sobre todo los coros en latín, son geniales.

03. Für immer
Este título me recuerda muchísimo a Warlock y a mi amada Doro, ya que esa canción es una de mis favoritas de la banda. De todos modos, no se trata de ninguna versión ni nada, sino quizá de un guiño. Me encanta, me resulta muy pegadiza, especialmente la parte corística (y eso que no entiendo ni jota de lo que dicen XDDD -algún día le pediré a mi padre que me enseñe alemán en serio-). La letra también me da mucha fuerza, es el tipo de canción que me sube la moral y me da ganas de comerme el mundo: "Soy la sangre de los caídos, soy la orden negra, soy el terror; mi cara es la de un dios. Soy la raza, soy los sacrificios, soy pureza, runas en un altar"... Adoro la voz rasgada de José cuando replica a los coros hacia el final.

04. Vodka & roll
Éste iba a ser el primer single del disco, pero cambiaron de opinión en el último momento. Creo que habría funcionado, ya que es una de esas canciones fiesteras y despreocupadas de Mägo que nos hacen olvidarnos de los problemas y banalizar las inquietudes. Es muy rockera y alegre, una excepción en medio de un disco bastante oscuro, muy divertida y pegadiza. De las que a todos nos gustan, vamos.

05. El príncipe de la dulce pena (parte IV)
En esta canción canta Carlos Escobedo (Sober) junto a José, y me gusta mucho la combinación de sus voces. Además, es un tema retorcido, con toques vampíricos y perversos, y me encanta lo malvado en la música y en el arte, así que me ha conquistado desde el primer momento. Me gustan muchísimo tanto el ritmo como fragmentos de la letra (y no toda porque creo que, siendo Txus, podría haber sido mucho más poética, como otras veces, no sé): "Ven y dale otra oportunidad a la fría oscuridad", "Clavo mis dientes en tu blanca piel; hoy tengo sed", "Que el miedo bañe tu mirada, que el viento gima por los dos", "Quiero morir en ti", "Llora la luna blasfemias en ti"... La parte que canta Patricia Tapia es preciosa, muy angelical y al mismo tiempo diabólica.

06. Mi hogar eres tú
No es de las que más me gustan, aunque está muy bien. El ritmo es muy rockero, muy clásico, y la letra es muy bonita y romanticona, me encanta lo de "Quisiera poderte coser a mi piel". Engancha y da energía, que también es importante. La parte de guitarras me gusta un montón.

07. Fuerza y honor (el dorado)
Instrumental, muy folk, muy Mägo, muy bonita. Da gusto escuchar un trabajo así de bien realizado.

08. El violín del Diablo
Es la primera canción del grupo cantada entera por Patricia, y hay que alabar el trabajo de esta mujer, porque es buenísima. Suena genial, aunque todavía no le he pillado el punto, pero la parte instrumental es de 10, el violín suena precioso, y la voz, pues estupenda. Además, eso de dejarse corromper por el Diablo me va mucho XD

09. Siempre (Adiós Dulcinea - Parte II)
Qué bonita, la escuché ayer antes de dormir y casi me pongo a llorar. "Comencé a llorar estos versos bañados en canción. Quiero volver a vivir en tu olor"... Es preciosa y triste, la letra maravillosa, la voz de José estupenda con el piano y la parte más dura con batería y guitarras. Soy fácil de engatusar con este tipo de temas. "Quiero perfumar mi alma con notas de ti"...

DISCO 2
01. Mis demonios (atrévete a vivir)
Ya el ritmo del principio me resulta bellísimo, y la cosa mejora a medida que los segundos avanzan. Habla un poco de engaño, de corrupción, pero es interesante y la voz de José suena genial.

02. Que el viento sople a tu favor
Como comentaba antes, el single iba a ser Vodka & roll, pero acabó siendo esta canción, que es la otra de temática semejante, alegre, optimista, fiestera. Me gusta mucho la letra rollo pirata tan típica de ellos, con juegos de palabras bastante buenos, y bueno, animar, anima. Eso sí, lo del sable y el palo mayor... XDDD

03. Sueños dormidos
Un tema flamenco rock, interesante, aunque no es mi estilo. Como siempre, la parte de Patricia me encanta. De todos modos, todavía no me ha enganchado.

04. Todavía amanece gratis
Otra balada más, aunque la letra es bastante optimista. El mensaje es muy bonito, esperanzador.

05. La soga del muerto (Ayahuasca)
Lo primero que pensé al leer el título fue en Atahualpa, un jefe inca protagonista de una sonada guerra civil (adoro las culturas precolombinas). Nada que ver, por cierto, porque la ayahuasca es una infusión XD En cuanto a la canción, es muy extraña, parece que van a salir por ahí Merry y Pippin bailando XDDD No sé, es muy cómica.

06. La ira de Gaia
La primera vez que la escuché creo que se me paró el corazón durante un par de segundos del susto que me dio el grito del principio. Es un poco como Für Immer en el sentido de que la letra me da fuerza, pero además habla de ecologismo, de caos, de energía nuclear, de realidad, al fin y al cabo. Es dura, oscura, tiene furia, venganza y también un pelín de esperanza. Colaboran Patricia y Francisco Saravia en las voces, y está muy, muy bien. "Cuando muera de frío una hoguera, cuando muera de amor la maldad, cuando un reto encuentre destino, cuando la soledad sean dos...".

07. Atlantia
Y el punto y final a la trilogía dura más de diecinueve minutos, con lo que a mí me gustan las canciones largas y bien elaboradas. Hay bastantes colaboraciones en este tema, entre las que destaco la de Leo Jiménez. No he podido escucharla todavía bien, pero estoy segura de que es la mejor parte de todo el álbum, es bellísima, dura, habla de realidad, de la Iglesia, del ser humano, de la Tierra. Conecta muchísimo con mis valores y con mis inquietudes, y ésa es la razón principal por la que nunca me cansaré de escuchar a este grupo. Copio la parte final, hablada, que cierra esta aventura que es Gaia:
"Durante miles de años, los seres humanos hemos podido disfrutar del mejor regalo que los dioses dieran jamás a ningún ser vivo: la brisa, el viento, el hermano sol y la hermana luna, campos y praderas donde ver crecer a nuestros hijos, amaneceres bañados con el perfume que estornudan las flores en primavera, puestas de sol decoradas con los sueños aún por conseguir, y, aunque parezca mentira, inteligencia. Pero el hombre blanco despreció aquel tesoro y, a medida que la vida le sonreía, él le contestaba dando patadas al destino.
Si alguien lee esta carta, que no olvide que el fin de esta civilización se debió al egoísmo, codicia e incultura de la raza humana. Los hombres ya no somos mamíferos; el ser humano no se convirtió en depredador. La raza humana somos simplemente un virus: matamos, crecemos y nos multiplicamos. Por eso nos extinguimos, por eso las aguas se tragaron nuestra civilización. La verdadera Atlantia éramos nosotros, y por eso dejo escrita esta carta para formas de vida inteligente venideras.
Cuando los hombres escupen al suelo, se escupen a sí mismos".
Afortunadamente, si hay personas que piensan como estos tíos, hay un pelín de esperanza. Quiero creer que todavía podemos enmendar una parte de lo que hemos hecho.

En resumen, el disco en conjunto me ha gustado un montón, pero no puedo dar una opinión completa todavía. Aún así, he escrito mucho más de lo que esperaba, llevo como una hora con esta entrada a vueltas (y tiempo no me sobra, por desgracia). Quizá lo que me ha decepcionado un pelín son las letras en algunas canciones porque, aunque tienen puntos buenísimos, creo que podrían haber sido mejores, que Txus es un pedazo de poeta. No sé, en ocasiones les faltaba algo. Pero en conjunto es una maravilla, y estos chicos están más vivos que nunca. Habrá quien les achaque que han cambiado de estilo, que se han dejado corromper por el metal europeo, etc., etc. Yo digo que, afortunadamente, saben buscarle nuevas caras a su música, ya que, si en doce o trece años que llevan, siguieran como al principio, malo. Y también agradezco que todavía queden personas con conciencia, con amor a la vida y al planeta. E insisto con lo mismo que decía hace doce meses: quiero ir a un concierto de estos tíos YA.

No hay comentarios:

~House of the silent~ © 2014