jueves, 10 de septiembre de 2009

09/09/09 - 10 años de D'espairsRay

jueves, 10 de septiembre de 2009

Llego un pelín tarde porque el aniversario de esta grandísima banda fue ayer, pero no estuve en casa en todo el día y no tuve tiempo de escribir algo decente.
Se dice pronto "diez años", pero, como comentaba Zero en el MySpace del grupo - del que se ha adueñado -, empezaron siendo únicamente cuatro personas con un objetivo, y ahora son un gran equipo que no sólo toca en Japón, sino también en Europa y América.
No puedo decir que lleve diez años escuchándolos porque cuando ellos empezaron no tenía medios para conocerlos, pero sí puedo decir que hace aproximadamente seis que sus canciones entraron en mi vida y desde entonces están en uno de los pilares más altos que tengo para músicos admirados. Son cuatro personas que se complementan a la perfección a nivel musical y que son capaces de crear auténticas maravillas y, como le dije a mi amiga Mai cuando trataba de engancharla al grupo, son mil veces mejores en directo que en las grabaciones, y eso no tiene precio.
A lo largo de todos estos años, su música ha evolucionado muchísimo. Nada tienen que ver, por ejemplo, canciones como Gothic o MaVERiCK, con Kamikaze o Final call y, sin embargo, todas ellas están empapadas de una esencia que únicamente estos cuatro saben modelar. Recuerdo que todo iba bien hasta que salió Closer to ideal, y, entonces, al escuchar el single de Squall, que por otro lado me encantaba, me pregunté si no cambiarían radicalmente desde ese momento. Pero no, nunca cambiarán radicalmente, porque por mucho que evolucione su sonido y por mucho que se pulan continuamente, el espíritu del grupo, la esencia, la idea, sigue siendo igual que al principio, y eso se nota.
El 29 de junio de 2007, dieron un concierto en Madrid - bueno, en Fuenlabrada -, y, aunque parecía un sueño, allí estaba yo, viéndolos tocar canciones de todos sus trabajos y brillar con su luz propia. Nunca olvidaré aquel día porque, desde entonces, los admiro muchísimo más todavía y me siento en deuda con ellos por lo maravilloso que es todo cuanto hacen. No son sólo unos músicos totalmente admirables: además son unos seres encantadores con su público y no dejaron de hacernos guiños y saludos (viva Karyu).
Diez años no son nada en comparación con lo que sé que viene a partir de ahora y, por el momento, aún estoy esperando que la siguiente vez que los vea toquen [Tatoeba] kimi... ga... shinda... ra, que es el tema que más eché de menos aquel día. Y seguro que lloraré a mares de nuevo.

Niños míos, ¡felicidades por esta década de música! Seguid como hasta ahora, que yo seguiré apoyándoos en primera línea.

Finalmente, dejo el video de una de las primeras canciones de ellos que escuché y que sigue siendo una joya para mí (qué tiempos aquellos, cuando sólo tenían tres PVs y parecía que nunca sacarían ninguno más... xD):



No hay comentarios:

~House of the silent~ © 2014