martes, 8 de junio de 2010

El Rey Demonio, una visión diferente de la magia

martes, 8 de junio de 2010

Para bien o para mal, lo que sucede casi siempre que algo tiene éxito, es que crea escuela. En los últimos tiempos, llueven libros englobados bajo el calificativo de fantasía y, si es cierto que por un lado debería ser una cosa buena porque es el estilo en el que más cómoda me siento, también lo es que últimamente todos me parecían iguales.
No sé qué me llamó la atención de El Rey Demonio, una obra de la simpática (por experiencia lo digo) Cinda Williams Chima que entró en mi campo de visión por casualidad, cuando me dedicaba a hojear, sin convicción, uno de los libros en los que se inspiró The vampire diaries. Quizá la culpa fue de la portada, donde aparece un amuleto que va a tener bastante importancia a lo largo de la obra. O quizá el título: ¿un Rey Demonio?, ¿dónde?
Pero, sin duda, lo que más sorpresa me produjo fue el encontrarme con una novela diferente, fresca, con un toquecillo del realismo de George R. R. Martin, pero sin dejarse absorber por completo por él. Es una obra de fantasía que nos sitúa en un mundo de humanos que conviven con la magia: la blanca, que cura y que es motivo de orgullo de las logias; y la no tan blanca, que está en manos de los magos, vigilados de cerca por la realeza para que no ocurra lo que ya sucedió en el pasado, cuando Alger Aguabaja, el Rey Demonio, causó el Quebrantamiento. Y aún siendo una obra de este tipo, Han, su protagonista, tiene mil problemas que poco tienen que ver con la magia: intenta abandonar un pasado en el que era el rey de la calle y emprendía negocios dudosos para poder alimentar a su madre y a su hermana, pero éste parece no querer dejarlo ir, y todo empeora cuando consigue el amuleto: le atribuyen una serie de asesinatos, se ve empujado a secuestrar a una joven de la que poco sabe y que resulta ser la princesa Raisa ana'Marianna...
Otra cosa que me gusta un montón de esta obra son las nomenclaturas propias de las logias, donde a cada persona se le asigna un nombre dependiendo de su actividad o de su carácter: Han es Caza Solo, su mejor amigo se llama Bailarín de Fuego y otra muchacha del poblado, Pájaro Cavador. También hay un perro que se llama Perro, y me resulta extrañamente divertido y tierno.

En definitiva, es un libro que recomiendo, que engancha sobremanera y que va a tener otras dos partes, pues es el punto de partida de la trilogía Siete Reinos. La continuación ya está escrita, así que es cuestión de tiempo que salga a la venta y se traduzca, y creo que los que hemos leído este primer volumen tenemos muchas ganas de saber cómo continúa todo, pues parece que la verdadera acción empieza a partir de ahora.

No hay comentarios:

~House of the silent~ © 2014