domingo, 18 de septiembre de 2011

domingo, 18 de septiembre de 2011
Si hay algo a lo que no me quiero acostumbrar en la vida, es a las despedidas. Me niego a ceder a sus caprichos y convertirlas en una rutina más. Sin embargo, tampoco se pueden aplazar eternamente... y todavía no había sido capaz de decirte nada coherente. La verdad es que aún no he asimilado que te hayas ido y sólo se me ocurren dos cosas: "Gracias" y "Te echo de menos". 
Hace un par de días, haciendo limpieza de archivos, me encontré una canción cuyo título no me sugería nada y que no tenía marcados intérprete ni álbum. La puse en el reproductor para ver de qué se trataba y tu voz empezó a sonar. Se me hizo un nudo tan grande en el estómago que ni siquiera pude reaccionar de ninguna manera. Sólo sé que sigues siendo uno de los cantantes que más me han emocionado y que tu voz nunca va a dejar de sonar entre las paredes de mi caja torácica. 
Ojalá no te hubieras tenido que ir tan pronto. Te quiero, Isshi.

"Y, cuando no estés seguro de poder encontrar el valor para dar el siguiente paso, recuerda mi voz".
(Isshi)

2 comentarios:

Maitreya Kamakura dijo...

ahora me has puesto triste leyendo esto u.u El otro día me puse a ver videos en youtube del Peace and Smile y cuando lo vi allí sentado haciendo el bobo con los demás, seguía sin entrarme en la cabeza que ya no estuviese aquí...aunque siempre nos dejará su sonrisa y sus movimientos tan característicos

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Es difícil de asimilar, yo lo pienso y sigo sin poder creerlo... u.u

~House of the silent~ © 2014