miércoles, 21 de marzo de 2012

Voces que enamoran - Parte II

miércoles, 21 de marzo de 2012
Tengo una lista tan amplia de personas cuyas voces amo, que hasta me estoy planteando hacer de ésta una sección fija. Aunque también pienso que entonces perdería su gracia... Sea como fuere, aquí estoy con una nueva entrega, esta vez plenamente femenina. Me ha costado un poquito más elaborarla porque, lo reconozco, escucho mucha más música con cantantes masculinos y, además, soy más susceptible a la gravedad y a la sensualidad de las voces de los hombres, pero eso no significa que no haya chicas que me conquisten cada vez que abren la boca. Hay muchas, y aquí os presento a algunas de ellas. 

1. Hyorin. En realidad esta mujer es un descubrimiento reciente para mí (cuando digo reciente me remonto a medio año atrás), sin embargo todo en ella me fascina. Con respecto al tema que ahora me ocupa, la considero una de las mejores cantantes coreanas del momento, así de sencillo. Todavía puede pulirse y es muy joven, pero tiene una voz maravillosa y cada vez que canta me deja boquiabierta. Ojalá en el futuro pueda escucharla interpretando nuevamente temas tan buenos como el que os dejo a continuación: Heeya de Boohwal.


2. Olivia. La primera vez que le pasé, hace muchos años, una canción de Olivia a mi amiga Rakiu, me respondió que no le gustan las voces tan agudas. Tetsuya Komuro la describió como la voz de un ángel, pese a que la personalidad de esta chica es pura dinamita. En mi caso, no solamente la admiro hasta niveles insanos por su creatividad y su dulzura, sino que además adoro profundamente lo que puede hacer con ese color tan encantador que tiene su voz.



3. Caroline. Y no puedo hablar de la maravillosa Olivia sin acordarme de Caroline, su hermana. Lo he dicho muchas veces e insisto: la familia Lufkin roza la perfección. La voz y la música que Caroline hace tienen un tinte mucho más intimista, sencillo, modesto e infantil, pero son una verdadera delicia. Os dejo un vídeo precioso de Caroline interpretando Bicycle junto con Olivia, y si después de verlo no las amáis es que no tenéis corazón.



4. Amanda Palmer. Tengo miles de razones para admirarla, pero sin duda una de las principales es su fantástica voz, que transmite cantidades ingentes de fuerza, rebeldía, descaro y, al mismo tiempo, elegancia y sinceridad. Uno sólo puede sacarse el sombrero ante tanto talento y tanta personalidad. 



5. Chiaki Kuriyama. Hablando de personalidad. No voy a volver a recordaros que amo a esta mujer y podría pasar el resto de mi vida adorándola; voy a centrarme en su voz. Hace poquito tiempo que es cantante además de actriz, pero lo cierto es que hasta ahora me ha sorprendido muchísimo lo bien que suena todo lo que ha hecho (claro que cuenta con Shiina Ringo entre sus compositores). Con respecto a su voz, siempre me ha encantado, y ahora que canta y es posible apreciar todos sus matices, muchísimo más. Sensualidad y carácter en estado puro.



6. Doro Pesch. Cuando incluyo a una mujer como ésta en el grupo, me digo que va a acabar siendo terriblemente típico. Pero es que hay artistas universales, que conquistan a cuantos tienen ocasión de escucharles. Las voces rotas son una perdición para mí, y más la de ella, que además está en uno de mis más altos pedestales. Lo tiene todo: belleza, presencia, fuerza y, hoy por hoy, una larguísima trayectoria a sus espaldas y el listón muy alto.



7. Leire Martínez. Sí, empezamos a incluir nombres españoles por aquí. No soy híper fan de La oreja de Van Gogh, pero he de decir que me gustan muchas de sus canciones. Fui feliz cuando cambiaron de cantante porque, lo siento, no soporto a Amaia Montero, y lo cierto es que a Leire la conocía de Factor X y siempre me había gustado mucho. Tiene un color de voz precioso que siempre me conquista.



8. Aya Kamiki. Aunque me gustaba más la clase de música que interpretaba al comienzo de su carrera, sigo admirando mucho a esta chica. Da gusto escuchar a una cantante con una voz tan sólida y con tan buen gusto a todos los niveles. Reconozco que cuando comenzó a sacar baladitas pop me distancié un poco de ella, pero siempre recaigo, porque su voz es preciosa y ella, una belleza de mujer.



9. Chihiro Onitsuka. No necesito salir de Japón para topar con otra de las grandes, la magnífica Chihiro Onitsuka, con matices de negra en esa voz que tan bien maneja. Personalmente, me quedo de lejos con sus trabajos más conservadores y sentimentales, y me llega menos su álbum Ken to Kaede, pero agradezco que los artistas se mojen y no se dejen tentar por la comodidad de seguir haciendo lo mismo toda la vida. 



10. Yuka. Habiéndola escuchado en directo, he de decir que es un genio. Disfruté tantísimo  esa mezcla de enka, cabaret y ópera, llevada con tal maestría, que desde entonces respeto profundamente el trabajo que Kokusyoku Sumire hace, pero sobre todo el vozarrón de Yuka, que canta como una diosa.



Reconozco que lo he tenido complicado. Me ha costado dejar a algunas fuera y por momentos creo que he pecado de obvia, pero las cosas son como son.
La próxima vez la lista no será de vocalistas, pues una voz no se aprecia solamente cantando.  Ya veré con qué puedo sorprenderos. 

No hay comentarios:

~House of the silent~ © 2014