jueves, 2 de agosto de 2012

Estoy leyendo... - Parte VI

jueves, 2 de agosto de 2012
No es la primera, ni la segunda vez que dejo caer por aquí que no hay libro al que le guarde tanto cariño como a Los tres mosqueteros. Me lo he leído un sinfín de veces desde adolescente y me hace reír y llorar como ningún otro. Durante años, fui aplazando la lectura de Veinte años después, su continuación, pero luego me arrepentí de haberlo hecho, porque me gustó casi, casi tanto como la primera novela. 
El vizconde de Bragelonne parece centrarse un poquito menos en los cuatro amigos y dedicar más tiempo a las nuevas generaciones (y de eso nos advierte desde el título, que hace referencia a Raoul, el hijo de Athos), y además las líneas finales me las he leído y releído muchas veces y sé que el viaje que me espera tendrá sus puntos amargos, pero es lo menos que les debo al señor Alexandre Dumas y a esos mosqueteros adorables con los que he vivido tantas aventuras.
Os dejo, pues, el primer enunciado de esta novela (copiado de la edición en español de Edhasa):
En el mes de mayo del año 1660, a las nueve de la mañana, cuando el sol empezaba a secar el rocío en el antiguo castillo de Blois, una cabalgata compuesta de tres hombres y tres pajes entró por el puente de la ciudad, sin causar más efecto que un movimiento de manos a la cabeza para saludar, y otro de lenguas para expresar esta idea en el más puro francés que exista.
Ya veis, así comienza la última aventura de estos viejos amigos, y estoy segura de que me entretendrá muchísimo, al igual que las anteriores, y de que, además de llorar, porque sé que voy a llorar bastante, también me hará divertirme a base de bien.  

2 comentarios:

Renaissance dijo...

Creo que leí esa misma primera parte, en un librito muy curioso de la colección Pulga. Aunque como suele pasar con estos clásicos, no sé si realmente sería la primera parte de una de esas "ediciones resumidas" que llegaron a ser mucho más sencillas de encontrar que sus versiones originales.

Aunque el estilo es rápido y engancha mucho (y que mis conocidos se hayan hartado a recomendarme cosas de Dumas, especialmente El conde de Montecristo), no consiguió engancharme del todo, seguramente por estarme "perdiendo" algo.

En el género clásico de capa y espada, te recomiendo también la saga de El jorobado, de Paul Feval, que también continuó su hijo... Bueno, y casi el 99% de lo que haya escrito ese hombre porque lo mismo hacía una novela de aventuras al uso, que una marcianada adelantada a su tiempo como fue La ciudad Vampiro.

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Pues a Paul Feval lo conozco de oídas, pero no he leído nada de él, así que ahora me dejas con el gusanillo.

~House of the silent~ © 2014