sábado, 30 de noviembre de 2013

Sorpresas de temporada

sábado, 30 de noviembre de 2013
Me cuesta un pelín, debo reconocerlo, comenzar a ver una serie nueva, y me refiero más concretamente a las americanas, puesto que hay un número importante de ellas que cuentan más de veinte episodios por temporada, cosa que da algo de pereza. Sin embargo, sienta muy bien llegar a casa después del trabajo y tener un episodio pendiente, especialmente cuando es de algo bueno o lo suficientemente adictivo como para que esté deseando verlo. Esta temporada, muchos títulos frescos han llamado mi atención, y la mitad de ellos (Dracula, Sleepy Hollow, Peaky Blinders, Les Revenants...) siguen en mi lista de pendientes.
De las series que sí he comenzado a ver (y me tienen pegada a la silla cada vez que se emiten) es de las que voy a hablar.

Masters of Sex es quizá lo más sólido de todo lo que voy a mencionar. No se parece en nada al resto de series que veo y, sin embargo, me parece fantástica. Basada en la historia real de los investigadores William Masters y Virginia Johnson, que desarrollaron un estudio innovador sobre la respuesta del cuerpo humano al sexo allá por los años 60, se centra en los distintos aspectos de la sexualidad humana desde un punto de vista muy natural. Con esta premisa, bien podría estar el metraje de Masters of Sex lleno de desnudos y escenas provocadoras (que hay ambas cosas), sin embargo los elementos que se tratan van desde la maternidad y el matrimonio, al feminismo y los tabúes de la sociedad americana de la época. Con unas interpretaciones estupendas (Michael Sheen y Lizzy Caplan son extraordinarios, pero también me tiene enamorada Caitlin Fitzgerald), cada capítulo es apasionante y, pese a que han transcurrido ya unas cuantas décadas y mucha de la información que va apareciendo a lo largo de cada entrega ya la conocemos todos, todavía hoy es necesario que alguien eche abajo ciertas barreras y nos recuerde cosas que obviamos por pereza. 

The Originals es una serie que, como seguidora de The Vampire Diaries desde su primer episodio, estaba obligada a ver. Sinceramente, este spin-off ha sabido recoger tan bien los mejores elementos de su producto madre que, a día de hoy, disfruto más viendo sus capítulos que los de la nueva temporada de The Vampire Diaries, la cual, por ahora, no consigue convencerme.
Los vampiros originales, ahora en Nueva Orleáns, se enfrentan a una lucha de poder en la que no hay buenos ni malos y todo el mundo tiene un lado oscuro. Vampiros, brujas, buena música y el eminente tema  principal: la familia, con sus aspectos positivos y con aquellos más desagradables. Joseph Morgan, Claire Holt y Daniel Gillies continúan comiéndose la pantalla al dar vida al trío vampírico más interesante de la televisión, pero además hay que sumar las tampoco nada malas actuaciones de Charles Michael Davis (como el genial Marcel), Danielle Campbell (como Davina) y Leah Pipes (Camille).
Cierto que algunas veces me chirría un poco la continuidad entre lo que conocíamos de los personajes a través de TVD y las cosas que se nos presentan aquí, pero no me voy a poner tiquismiquis porque me está gustando mucho.

También de la cadena CW es Reign, a la cual llevo completamente enganchada desde el primer episodio. Mezcla de historia y drama adolescente, no es, desde luego, una fiel reproducción de la vida de María Estuardo, pero tampoco se vende como tal. En Reign tenemos varias cosas interesantes: la ambientación, la música (que al principio choca en una serie de época, pero acaba encajando muy bien), las intrigas palaciegas, la continua tensión entre el deber y el corazón y el triángulo amoroso, que a fin de cuentas es lo que más parece gustarle a día de hoy a la CW. Todos los personajes tienen algo que nos hace querer saber más de ellos y, qué demonios, Adelaide Kane (Mary) es mi mayor flechazo televisivo en bastante tiempo: ¡qué muñeca y qué acento tiene y qué divertidísima es! En fin, que Reign aporta los suficientes elementos para que, tengamos la edad que tengamos, le demos una oportunidad.

Fue Series.ly la encargada de recomendarme Witches of East End, que recoge el testigo de Embrujadas y nos aproxima a las vidas de dos parejas de hermanas brujas. No sólo se inspira en Embrujadas, sino que además utiliza elementos de diferentes shows pasados y los combina formando algo que no es la mar de original ni tiene una calidad extraordinaria, pero resulta interesante y adictivo. Hechizos en latín, portales a otros mundos, reencarnaciones, caras guapas y más triángulos amorosos: todo eso contiene esta serie. Los personajes resultan bastante interesantes también, especialmente la tía Wendy e Ingrid. No es trascendental, pero echaba de menos algo así en mi pantalla.

¿Habéis comenzado alguna serie nueva esta temporada? Acepto sugerencias.

2 comentarios:

Beatriz L.M. dijo...

Yo sigo "Masters of Sex" y "The Original" y coincido completamente con tus comentarios :)

"The Originals" está mucho mejor y es más interesante que "Crónicas vampíricas" XD (resulta ya muy cansino el tema del triángulo amoroso y todo el rollo). Y "Masters of sex" me parece superinteresante. Como se nota que la hace una cadena privada XD

La última serie que has recomendado creo que la veré. Echo de menos algo estilo "Embrujadas" en mi Series.ly :)

¡Les Relevants (o como sea XD) yo también la tengo pendiente! Todo el mundo la recomienda, jajajaja. Y a la de Drácula también quiero echarle un vistazo :)

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Es que es lo que tú dices... en TVD el triángulo ya está más que agotado. Estamos en la quinta temporada, ya vale.
Yo, desde el final de la tercera, tengo la sensación de que los guionistas no encuentran una trama que enganche, un malo interesante, algo. Y se nota.

De la de Drácula no me han dicho gran cosa, así que tengo pocas expectativas (además soy fan del libro...).

~House of the silent~ © 2014