domingo, 17 de enero de 2010

La lección de Haití

domingo, 17 de enero de 2010

"A la población mundial no la amenazan únicamente catástrofes naturales como la de Haití, que es sólo una pálida sombra de lo que puede ocurrir en el planeta con el cambio climático, que fue realmente objeto de burla, escarnio y engaño en Copenhague" (Fidel Castro)


Llevo días pensando exactamente lo mismo y todavía no había encontrado una declaración que se hiciese eco de mis sentimientos sobre el desastre de Haití.
No es, posiblemente, el momento de polemizar, sino el de correr en ayuda de un pueblo víctima de la explotación, sin embargo resulta necesario realizar una pequeña reflexión sobre lo que estamos haciendo con nuestro planeta y con nuestra propia especie.

Veréis, las consecuencias del calentamiento global no radican sólo en el aumento del nivel del mar, el deshielo de los casquetes polares y la extinción de los osos (después de todo, si no nos preocupamos por los seres humanos, cómo vamos a pensar en los osos, ¿no?); no se trata sólo de que las aves cambien sus ciclos migratorios ni de que todas las viviendas instaladas en las playas se vayan a convertir en ruinas bajo el océano. No. Es que vamos a tener que acostumbrarnos a desastres como el de Haití, porque el cambio climático trae consigo el aumento y la intensidad en castástrofes naturales como huracanes, incendios, inundaciones... Es que muchas personas van a tener que refugiarse en Europa y en Asia porque va a ser imposible resistir en sus países. Es que los campos ahora cultivables van a reducirse en su mayor parte, y el precio de los alimentos básicos va a aumentar en cerca de un 200%. Es que enfermedades como la malaria, impensables hoy por hoy en Europa y los EUA, van a cruzar la frontera al mismo tiempo que la temperatura.

¿Y quién va a pagar todo eso? Los de siempre, claro. Haití. Porque hoy el desastre lleva ese nombre, pero mañana será otro, y otro al día siguiente. Y no hacemos nada por pararlo.


Decía Dani Mateo en su maravillosa participación de ayer en la noche ourensana, y en tono de mofa, que, tal y como está, sería mejor que el mundo se terminase de una vez. Sinceramente, si no tenemos pensado poner un poco de nuestra parte para enmendar todo el daño que estamos causándole a la Tierra, lo cierto es que ya estamos tardando en extinguirnos.







FUENTES:
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/cambio/climatico/agravara/hambre/disparar/precio/alimentos/basicos/elpepisoc/20091001elpepisoc_7/Tes

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=154059&Itemid=1

http://www.scribd.com/doc/2025647/Cambio-climatico

1 comentario:

Arfou dijo...

No creo que nadie vaya a reaccionar hasta verse con "el agua al cuello".

~House of the silent~ © 2014