jueves, 14 de julio de 2011

De flechas y espadas

jueves, 14 de julio de 2011
Ésta ha sido sin duda una temporada épica en el terreno de las series, al menos en mi casa, pues he salido a regañadientes de Invernalia para adentrarme en las intrigas de los pueblos británicos. La verdad, no me importaría seguir de paseo por alguno de ellos, pero así es la televisión y, mientras que la primera de estas dos series volverá con una nueva temporada basada en la saga literaria de George R. R. Martin, la nueva versión de la historia del rey Arturo tropieza por el camino y se queda en el recuerdo, en teoría no por la audiencia, sino porque sus actores tienen proyectos más interesantes en camino (querido Jamie, puede que hagas dinero con Cazadores de sombras, pero... en serio, ¿por qué Jace?).
Lo cierto es que la mayor parte de la crítica debe de estar contenta con estas noticias, ya que las valoraciones de Juego de tronos rozan el sobresaliente, mas las de Camelot no suben del aprobado rascado. Por mi parte, el sentimiento es agridulce, ya que ambas series me han parecido buenas y me gustaría seguir viendo hacia dónde nos llevan.
Con respecto a Juego de tronos, tengo el libro empezado desde hace cerca de tres años. Cuando comenzaron los rumores sobre una versión en carne y hueso, pensé en terminarlo antes de ponerme a verla, pero... digamos que otros se cruzaron en mi camino y ocuparon el poco tiempo que tenía disponible para leer. Como adaptación, la versión televisiva me ha parecido fantástica, por lo menos hasta donde conocía la historia, y he agradecido la preciosa ambientación que han elegido, así como lo cuidado de los trajes, armas, caracterizaciones, guiones. Por supuesto, el plato fuerte para mí ha sido Sean Bean, al que (no leáis esto si no habéis llegado al episodio 9) voy a echar muchísimo de menos porque, si amaba a Ned en el libro, lo adoré en la serie. De todos modos, tengo muchas ganas de descubrir la evolución de Daenerys (interpretada por la preciosa Emilia Clarke), Jon Nieve, Arya y Tyrion Lannister, al que odiaba profundamente en el libro y ahora adoro. Espero al menos haber terminado de leer Juego de tronos antes de que comience la segunda temporada. Y, a lo mejor, también habré pasado algunas páginas de Choque de reyes.
En cuanto a Camelot, me apasiona la mitología artúrica y todo producto relacionado con ella siempre se agradece, sobre todo cuando supone un cambio, una nueva aportación y no más de lo mismo. Y vale, la serie ha tenido algunas carencias y la narración quizá no haya sido excelente y haya habido escenas metidas con calzador, pero lo que sí tuvo, además de un reparto de lujo, ha sido innovación. Todos los personajes han sido reinventados: Merlín, Ginebra, Arturo, incluso, en parte, la propia Morgana, a la que da vida Eva Green, una actriz a la que hasta ahora le tenía algo de tirria. No ha dado tiempo más que a insinuar la creación de la Mesa Redonda, los misterios de la vida de Merlín y el sistema monárquico de Arturo, y en lo que sí se ha centrado ha sido en los tejemanejes de Morgana, capaz de cualquier cosa por alcanzar el poder.
En resumen, se trata de dos series disfrutables e independientes, pero con muchos puntos en común: la ambientación, la magia, la traición y, especialmente, la avaricia. Si tenéis un poco de tiempo, os recomiendo que lo invirtáis en productos como estos.

5 comentarios:

Sandy-marie Blackwood dijo...

I love Game of Thrones. *O*
And Camelot is a good series too.

Kaoru Himura-Takarai dijo...

Yes, Game of Thrones was gorgeous! Have you read the books?
I also liked Camelot and love some of its actors.

Sandy-marie Blackwood dijo...

I'm reading the second part of it. *O* Have you read the books? :333

Kaoru Himura-Takarai dijo...

I'd started reading Game of thrones like three years ago or so, then stopped, but now I'm going to read it through the end.

Sandy-marie Blackwood dijo...

Oh cool!
that author was in Animecon 2009. :D

~House of the silent~ © 2014