sábado, 18 de febrero de 2012

Voces que enamoran - Parte I

sábado, 18 de febrero de 2012
Lo reconozco: tengo un fetiche con las voces. Pocas cosas me apasionan más que una voz bonita, y las hay de muchas clases: claras, potentes, graves, suaves... No sabría dar unas pautas concretas ni definir un patrón de voz que me guste porque las hay de tipos muy diferentes y dependen además de una serie de matices que son personales e intransferibles. Hace tiempo que tengo pensada esta entrada y en realidad creo que, tras la primera entrega, va a haber bastantes más porque son muchísimos los que me han conquistado y lo siguen haciendo a través de su voz. 
Así pues, arranco con cinco de mis voces fetiche por excelencia, en un orden completamente aleatorio. En este caso, masculinas y absolutamente cautivadoras.

1. Hyde. Más evidente imposible para aquellos que me conozcan un poquito. Es mi cantante favorito y lo será siempre. El mismo día que descubrí por casualidad Rurouni Kenshin también escuché The fourth avenue café de L'Arc~en~Ciel y desde entonces su voz es una de las cosas que más adoro en el mundo (y más incluso después de haberla apreciado en vivo y en directo). 
2. Brent Smith. Fue engancharme a su grupo Shinedown en primavera de 2010, y captar  poco después Apocalyptica a Brent para su canción Not strong enough, que, por cierto, es una pasada con la voz de este hombre. Adoro a Brent y adoro su voz, me parece sencillamente una de las mejores del panorama musical actual. Y admiro su capacidad para dejarme pasmada y enamorada cada vez que lo escucho. 
3. Juha-Pekka Leppäluoto. ¿He dicho ya que amo las voces graves? Hay excepciones, claro está, pero muchas de mis voces favoritas y que encuentro terriblemente sensuales son nórdicas y graves. JP es uno de mis cantantes más amados, y entre esa voz maravillosa que tiene y las cosas que canta (Charon, os extrañaré siempre), a mí me tiene a sus pies. 
4. Hizumi. Este hombre es uno de los seres que más admiro por mil razones diferentes. Una de ellas, su voz, que espero volver a escuchar algún día, porque estoy segura de que se recuperará de sus problemas de cuerdas vocales. Adoro D'espairsRay con todo mi corazón y cuando les vi en concierto en 2007 me juré que habría una segunda ocasión, así que seguiré esperando mientras los animo en sus respectivos proyectos actuales.
5. Ville Valo. ¿Cómo iba a faltar él en una lista de cantantes a los que me comería a besos? Imposible. Ville Valo es muchas cosas para mí, pero sobre todo es uno de los cantantes que más me enamoran con su voz, con ese color tan personal que tiene y ese sentimentalismo que envuelve todas las canciones de HIM. Y eso a pesar de las cantidades ingentes de tabaco que se ha metido en el cuerpo durante años...
6. Marco Hietala. Grande entre los grandes, el auténtico rey del Norte, uno de los seres más entrañables del planeta. Guardo con muchísimo cariño el autógrafo de él que Mai me consiguió y deseo con todas mis fuerzas verlo en directo algún día. Adoro su faceta más metalera, con esa garra potente que es su voz, pero no puedo negar que también me apasiona cuando suena dulce y aterciopelada.
7. Paul Stanley. Otro que no podía faltar de ninguna de las maneras. Paul es muy grande, como artista y como persona, y me ha acompañado durante un montón de años. Mi vida ya no tendría ningún sentido sin su voz, una de esas que se reconocen en cualquier circunstancia porque son completamente únicas.
8. Gackt. Como lo sentía amenazándome telepáticamente desde algún lugar, he decidido incluirlo en la lista. No, en serio, Gackt es un cantante maravilloso y da igual cuánto tiempo pase: su voz sigue pareciéndome preciosa y espectacular, no solamente por el tono y timbre que tiene, sino también por su manera de cantar y la magistralidad con que utiliza el vibrato (que en muchos vocalistas me resulta insoportable). 
9. Ryo. Hablaba de 9GOATS BLACK OUT en mi entrada anterior y sigo en mis trece. La emocionalidad que transmite la voz de este hombre es espectacular, y esa sensación de intimidad y cercanía hay muy pocos que la consigan. Canta de una manera preciosa y personalmente estoy loca por esa voz y por todos los matices que tiene.
10. Andreas Bergh, más conocido como Whiplasher. Y con esa voz ya puede sacar el látigo o lo que le dé la gana (xDDD). En serio, podría coronarlo rey de las voces graves. No sé hasta qué punto tiene que forzarla para sonar así, pero conmigo tiene el trabajo hecho.

Me dan ganas de seguir con la lista porque hay muchos que se están peleando en mi cabeza para que los añada, pero me niego, ya que la lista iba a ser de 5 y ha acabado siendo de 10 y sigue habiendo cola, de modo que lo dejo para la siguiente ocasión, que llegará tarde o temprano. Como he dicho, mi oído es sensible y hay demasiada gente que lo tiene comprado. 
~House of the silent~ © 2014