lunes, 7 de julio de 2014

Intocables - Nostalgia, Hiroshima y una canción sin nombre

lunes, 7 de julio de 2014

Revisando viejos relatos, además de encontrarme con una versión mucho más ingenua y absurda de mí, me he topado con algunos títulos importantes en mi vida, pero que hacía años que no veía plasmados en ninguna parte y, por tanto, no escuchaba. Esas canciones a las que una vez les declaré mi amor eterno y que, a pesar de la distancia, vuelven a mí como un verdadero amigo, de esos que no necesitas ver con frecuencia y sin embargo cada vez es como si no hubiera habido tiempo de por medio.

Hay canciones intocables y, de vez en cuando, a medida que vayan regresando a mí, vendré a esta sección a compartirlas con vosotros.

El recorrido de hoy empieza por un tema que tiene un significado especial para una servidora porque me conecta con alguien sin quien mi vida sería completamente diferente: Nostalgia, de David Sylvian, el antiguo cantante del grupo new wave Japan. Magia pura.

Recordando a David y a Japan, la lógica me ha llevado a Hiroshima, ciudad a la cual la banda Wishful Thinking le dedicó un tema que siempre me pone los pelos de punta. No recuerdo cómo descubrí la canción; desde luego, no a través del grupo, al que no conocía ni conozco de nada más. Lo que sé es que es una intocable.
En Alemania, Hiroshima fue muy popular en los 90 gracias a una cantante llamada Sandra. Os la comparto también:

Por último, ayer por la noche, navegando por Spotify, me ofendió no hallar entre los archivos de mi querido Yoshiki la canción sin título, Unnamed Song, que durante mi adolescencia reproducía una y otra vez en el ordenador sin dejar de emocionarme. Ha sido volver a escucharla y volver a caer en las redes de su belleza y melancolía, de la tristeza por la pérdida de ese ser tan grande que fue Hideto Matsumoto
No sabía que, más recientemente, Toshi (X Japan) se había animado a cantarla junto a Yoshiki, así que aquí me tenéis, completamente embobada (con su afonía, sus despistes con la letra y todo). Ya no le pido nada más a la vida.

Hasta aquí algunas de mis intocables. No os pido vuestra opinión porque no consiento un solo comentario negativo. Eso sí, si me vais a decir cosas bonitas, entonces bienvenidos al apartado de comentarios. :P

¡Hasta otra!

No hay comentarios:

~House of the silent~ © 2014